El País: Una guía rescata los lugares secretos y detalla la ruta interior del Camino de Santiago

La Guía secreta del Camino de Santiago que se presentó ayer en Vitoria dejará de ser menos confidencial nada más publicarse, no sólo por los posibles lectores en español, sino porque ya se ha confirmado su traducción al alemán y al francés. El libro recupera claves inéditas de esta ruta de peregrinación milenaria, fruto del trabajo de la editorial Ikusager de Vitoria, escrita por Jorge González Paredes, con la colaboración de Carlos Herrera, Paulo Coelho, Antxon Urrusolo, Gonzalo Arroita, Lartaun de Azurmendi, Ramón Loza y José María Ballester.

El libro se ha elaborado con la intención de convertirse en un manual imprescindible para todos aquellos que quieran conocer los entresijos de la ruta jacobea. Una cuidada edición, la profusión de imágenes y contenidos y, sobre todo, la originalidad de su propuesta son sus bazas para lograr este objetivo.

En pleno Año Jacobeo, un momento crucial en el que millones de personas de todo el mundo se deciden a emprender el Camino de Santiago, la guía secreta incorpora las etapas por las que discurren los monumentos destacados, pero sobre todo, recoge aquellos aspectos que hacen de esta ruta una experiencia única en todos los sentidos: los alojamientos con encanto, los restaurantes más curiosos y originales y sus recetas secretas, los bares, tiendas, monasterios, mercados, delicatessen o aquellos puntos de interés que merece la pena visitar.

La Guía secreta del Camino de Santiago desentraña todas las etapas de dos de las rutas que llegan a Santiago: el Camino Francés, la más conocida y transitada, y el Camino Interior, el gran desconocido. Y, por primera vez, una guía recoge profusamente todas las posibilidades que ofrece este segundo camino, que fue el más importante entre los siglos X y XIII.

“Durante siglos, este Camino fue el principal debido a las guerras en que se encontraban inmersos los territorios del entorno y debemos recuperarlos como recurso turístico”, recordó ayer Gonzalo Arroita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de julio de 2010.

Fuente: El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.