Planning por días

6 de agosto, jueves 
Burdeos – Potes

Potes – Santo Toribio de Liebana
Camino Vadiniense
Dormir en Hotel del Oso

7 de agosto, viernes
Etapa Vadiniense Fuente Dé

Dormir en Hotel del Oso

8 de agosto, sábado
Palas de Rei

Dormir en A Parada das Bestas

9 de agosto, domingo
Etapa Pidre-Melide

Palas de Rei
Dormir en A Parada das Bestas

10 de agosto, lunes
Santiago de Compostela

Dormir en Moure Hotel

11 de agosto, martes
Etapa Santiago de Compostela – Ponte Maceira

Dormir en Moure Hotel

12 de agosto, miércoles
Etapa Cee – Finisterre

Dormir en Hotel Bela Fisterra

13 de agosto, jueves
Etapa Finisterre – Lires – Muxia

Dormir en Hotel Bela Fisterra

14 de agosto, viernes

Vuelta , dormir en Asturias, en Lastres a mitad de Camino.  Hotel Palacio de Luces

15 de agosto, sábado

Vuelta a Hossegor

 

A tener en cuenta:

Reservar  restaurantes. Es un infierno terminar la etapa cansado, andando como “las muñecas de famosa se dirigen al portal“, buscando alojamiento y un sitio para comer.

Just Do it!

He planificado las etapas para que no sean muy duras, pero todos los días andando acabarán haciendo mella. Fundamental que no hagáis las etapas del tirón, parar siempre a mitad de etapa o más veces, comer algo, hidrataros, sentaros, quitaros las zapatillas y hacer estiramientos.

Depende de los pies, del entrenamiento de cada uno, de su estado físico, pero lo mejor es llevar buen calzado, que transpire,  que ya lo tengáis trillado, calcetines técnicos y los pies muy secos. Botas nuncamenos en la época que vais.

Por supuesto podéis ir con cualquiera que os sintáis cómodos, yo os indico lo que mejor me va para mis pies de “pitimini”

Normalmente en esa época del año no suele llover o muy poco, pero viendo como va el año no pongo la mano en el fuego… Para la lluvia lo ideal es zapatillas con Gore-tex y capa de lluvia, además llevar encima unos calcetines de repuesto por si el Gore-tex no aguanta. Atentos a la previsión del tiempo todas las mañanas del Camino.

Ampollas, ayyy las ampollas. Si tenéis la piel sensible o simplemente os salen por el roce, la mejor solución: aguja, hilo y Betadine. Cuando lleguéis al hotel, una ducha, atravesar la ampolla con la aguja, dejar el hilo dentro untado de Betadine para que drene el líquido que está en el interior de la ampolla. Al día siguiente estará seca y podréis andar.

Elección de las etapas. Dado el número días que tenéis y la zona que querías os he combinado el Camino del Norte, el Francés y el de Finisterre en una duración de etapas asequible para todos los públicos.
Lo de combinar los Caminos es para hacerlo más interesante y que veáis diferentes zonas , nos ofrece paisajísticamente, culturalmente y servicios una opción mejor que continuar todo el rato por el mismo Camino.

Plan de Alojamiento. Dado que vais en pareja y a disfrutar plenamente os han de hecho una selección de hoteles con una relación calidad precio insuperable para las fechas que estamos. Además en algunos como El Hotel del Oso y A Parada das Bestas vais a desayunar/comer/cenar de 10!

CALOS’ PLANNING

6 de agosto, jueves | Burdeos – Potes
Dormir en Hotel del Oso

Dormir en AREÑOS

Sin duda alguna mi mejor opción es EL HOTEL DEL OSO tiene piscina, un servicio y una restaurante excelente.

RUTA DESDE BURDEOS

Son 538 km. si salís tarde de Burdeos y queréis parar a comer a mitad de camino, os recomiendo parar en Getaria en el Restaurante Elkano (está a 260 km de Burdeos, unas 2.15 h.). El mejor pescado de la tierra… Llamar para reservar antes

Restaurante Elkano
+34943140024
Herrerieta Kalea, 2, 20808 Getaria

MAPA

Si queréis parar más adelante, buena opción en San Vicente de la Barquera, a unas 4 horas de Burdeos.

Restaurante Las Redes
+34942712542
Av. Los Soportales, 24, 39540 San Vicente de la Barquera

MAPA

Todos los restaurantes llamar antes de ir para reservar, si te fallan todas las opciones que te doy me mandas un Whatsapp y te mando otra opción en el momento.

Otra opción es salir pronto de Burdeos e ir directamente a Potes a comer (está 13 km antes del hotel), veis el pueblo que es precioso (ha sido nombrado este año mejor destino rural de España) y os vais a echar la siesta al hotel y un baño en la piscina.

Para comer en Potes te paso dos opciones, mi primera opción es Casa Cayo y si os ponen en la zona de la ventana mejor aún.

Hotel Restaurante Casa Cayo
+34942730119
Calle Cántabra, 6, 39570 Potes

MAPA

Asador Llorente
+34942738165
Poblado San Roque, 1, 39570 Potes

MAPA

De Camino al hotel os podéis desviar 3 km. para ver Santo Toribio de Liebana. Uno de los 4 lugares santos del mundo que se hace peregrinación (Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liebana).

El Camino Lebaniego coincide con el de Santiago, arranca en San Vicente de la Barquera y finaliza en el monasterio donde tiene varias obras y reliquias, pero la más conocida es una reliquia del Lignum Crucis, el trozo más grande conocido de la cruz donde murió Jesucristo.

El Camino de Santiago continua desde el monasterio con el nombre de Camino Vadiniense, que es uno de los tramos que haréis al día siguiente. Atraviesa los Picos de Europa después de Fuente Dé, llega a la provincia de León en Riaño y se une al Camino Francés, mas adelante en Mansilla de las Mulas, justo antes de llegar a León capital.

Para cenar en el mismo hotel del Oso tienen una cocina maravillosa, cenar allí y tomaros una copa después en el porche viendo las estrellas con uno de los perros San Bernardo que tienen a los pies.

7 de agosto, viernes | Etapa Lebaniego hasta Fuente Dé

Dormir en Hotel del Oso

Levantaros tranquilamente y lo suyo es un baño en la piscina y un contundente desayuno, es tipo buffet y tienen de todo. 

Después, para hacer hambre y el primer contacto con el Camino desde delante del hotel pasa el Camino Vadiniense, salir andando desde allí e ir hasta Fuente Dé. Son 15 km, 11 de subida desde el hotel y 4 de suave bajada – planeando hasta Fuente Dé. Tardaréis 3.30 h. por lo menos. Podéis desviaros a Espinama en el km. 11 y tomaros algo para afrontar el final de la etapa.

DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA

Sales del hotel, cruzas la carretera y el camino pasa justo enfrente, detrás del hotel Cosgaya que está enfrente del Hotel del Oso.

OJO A LAS FLECHAS! estar muy atentos, tanto este día como en cualquiera que hagas el Camino. Si te pasas el Camino y vas por carretera además de peligroso es un rollo, lo bonito es ir por el Camino y disfrutar de él.

De todas formas te he voy a enlazar los archivos para que te los cargues en el teléfono con el track de las etapas que vais a hacer para que no tengas pérdida:

Con el archivo KML que te enlazo puedes abrirlo en Google Earth para Android.

  1. En tu teléfono o tablet Android, abre la app de Google Earth Google Earth.
  2. Presiona el menú Menú y luego Proyectos Proyecto.
  3. En la parte superior, presiona Abrir.
    • Para agregar un archivo directamente desde tu dispositivo, presiona Importar archivo KML.
    • Para seleccionar un archivo de tu Google Drive o un archivo compartido, presiona Abrir proyecto desde Drive.
  4. Presiona el archivo que deseas agregar.
  5. Para regresar al mapa y ver el archivo, presiona Atrás Atrás.

ARCHIVO ETAPA HOTEL DEL OSO – FUENTE DÉ

1,0 Tomamos un camino de tierra a mano izquierda, justo antes de que la carretera cruce el río Deva; el itinerario de la carretera por el fondo del valle es más corto y directo, pero por supuesto no recomendamos esta opción (entre otros motivos, porque carga bastante tráfico). Así iniciamos el Camino del Monte Oscuro (así lo llaman algunos vecinos), un camino de tierra que se interna por un magnífico bosque de robles, castaños y, más adelante, hayas. Vamos ganando progresivamente altitud, sin fuertes repechos, por un camino cómodo y ciclable, trazando rodeos para salvar las sucesivas vaguadas transversales, y sin pérdida posible.
5,7 Pasamos junto a una casa de piedra, a nuestra derecha.
3,8 Llegamos a la altura de unas antenas; quienes vayan a Espinama (está a 1 km y cuenta con todos los servicios) deben tomar el camino que baja por la derecha. Nosotros seguimos recto.
0,9 Pido; pueblo sin servicios. El camino pasa por su parte alta. Un bonito camino señalizado como PR une Pido y Espinama; son 800 metros de distancia y 70 metros de desnivel en bajada.

Desde la parte alta de Pido tomamos una pequeña pista asfaltada, en suave ascenso.

1,5 Desembocamos en la carretera principal y la seguimos.
0,6 Una flecha amarilla nos invita tomar un camino que baja a mano derecha; en este caso, seguir la carretera hasta Fuente Dé sí es una buena opción para aquéllos que ya flaqueen o tengan prisa. Nosotros, que somos muy aplicados, tomamos el camino señalizado; así pues, vadeamos el río Deva aprovechando unas piedras y subimos por un sendero en muy mal estado. Llegamos a Fuente Dé por su parte de atrás, así que luego hemos de retroceder unos metros.
1,5 Fuente Dé. Final de Etapa

Una vez en Fuente Dé, depende de la hora y lo cansados que estéis podéis coger el famoso Teleférico de Fuente Dé, que sube a un mirador llamado El Cable, a 1.850 metros de altitud y disfrutar de las vistas. O si es tarde y estáis cansados yo volvería en taxi al hotel y comería allí y pasaría la tarde tranquilamente en la piscina.
Para coger fuerzas te recomiendo la especialidad de la casa muy típico en la zona que es el Cocido Lebaniego.

Si os cansáis de piscina y ya habéis visto Potes y Santo Toribio muy cerca del hotel está el pueblo de Mogrovejo. Muy bonito, donde se rodó la película de Heidi, también hay un par de bares con terraza que se está muy a gusto. 

Para cenar, si os queda sitio podéis picar algo en el mismo hotel o acercaros a Potes a picar algo en alguna terraza al lado del río. Gastronómicamente no valen mucho pero si hace buena noche se está a gusto. Al día siguiente conviene madrugar un poco así que lo que os pida el cuerpo…

8 de agosto, sábado | Palas de Rei
Dormir en A Parada das Bestas

Para llegar a destino tenéis dos opciones, por la costa Asturiana o por el interior, por León. Prácticamente tardas lo mismo por cualquiera de las dos, unas 4.30 h. Difícil decisión… El tema es aprovechar el viaje y visitar sitios por el camino y tenéis muchos y muy interesantes. Te voy a dar las dos opciones y eliges la que te guste más:

OPCIÓN COSTA ASTURIANA:
Parada en Ribadeo, primer pueblo gallego. Antes de comer podéis ver la Playa de las Catedrales que está como a 5 km. Aunque siendo sábado, me da miedo, hay mucho turisteo y seguro que tienes cola para entrar en la playa.

Comer en La Solana (982128835), San Miguel –puerto- (982129717) o O Piano Antiguo Casa Pepe (982131065). Todos en el pueblo.

Desde Ribadeo tienes hora y media a A Parada das Bestas, yo pararía en Lugo a tomar algo y ver el casco antiguo y la muralla, la única muralla romana completa que se conserva en el mundo.

OPCIÓN LEÓN
Si me tengo que decantar por una de las dos, esta sería mi opción…. Desde el Oso hasta León la carretera es general y vas viendo el paisaje y los pueblos, por lo que resulta más entretenido. Después pararía en León a ver la catedral, su casco viejo e iría de tapeo en el Barrio del Húmedo. Te indico algo de información:

León, la cuarta gran ciudad del Camino. De origen romano, fue conquistada por los árabes y más tarde repoblada por cristianos e incorporada al Reino de Asturias. Convertida en capital, se convirtió en una ciudad clave en la historia de España. Tiene una lista de joyas arquitectónicas insuperable, como la catedral de Santa María, de los siglos XII-XIII, de estilo gótico. Tiene un interior espectacular, con unas vidrieras que ocupan 1.800 metros cuadrados y una fachada principal destacable con triple portada, rosetón y dos torres: la de las Campanas y la del Reloj.

Visita:
Son 6 € y podéis entrar por la mañana de 9,30-13,30h o a la tarde de 16-19h

GASTRONOMÍA

La típica zona para degustar comida tradicional es el Barrio Húmedo, que es la zona donde estáis alojados, en el centro de León…

Si lo que quieres es probar de todo, en León es muy típico ir de “tapeo” que, a diferencia de otras ciudades es gratuito, se sirve como acompañamiento de un vino u otra bebida. Y si optas por algo más consistente, acércate a algún restaurante y pide platos en los que la carne de cordero, ternera y cerdo sean las protagonistas.

La recomendación es el lechazo asado, los embutidos de cerdo y la cecina (carne de vaca curada, o en una variante más difícil de encontrar, por lo exquisito: de chivo), los platos de caza, el botillo del Bierzo, el Cocido Maragato, las truchas, las ancas de rana y la morcilla leonesa.

La huerta leonesa proporciona también ricos manjares vegetales. Son muy buenas las habas blancas, las judías verdes, los tomates, ajos y fruta como cerezas, manzanas o peras. Tienes también a tu disposición una gran cantidad de quesos, (no dejes de probar el de Valdeón) y una variedad impresionante de postres de toda la provincia leonesa como las Mantecadas de Astorga, los Imperiales de la Bañeza, los Nicanores de Boñar, Amarguillos de Sahagún, frutas en almíbar, castañas escarchadas y en almíbar, yemas, Huesos de Santo, etc.

A LOS QUE TENÉIS QUE IR

La Bicha
Plaza San Martín, 4
MAPA
Morcilla típica de León (a la plancha) con pan tostado, deliciosa. Al dueño no le gastéis muchas bromas que tiene mala gaita… Normalmente hay cola y hay que estar de pie.

Su vecino El Rebote (Pza. San Martín 9) le hace la competencia con sus estrambóticas croquetas, de sabores tan dispares como la cecina o la morcilla.
MAPA

en El Gaucho (Azabachería, 6) patatas con picadillo.
MAPA

Camarote Madrid
Calle Cervantes, 8
MAPA
Un clásico, el preferido de Carlos Herrera, en una esquina de la barra tiene su “rincón”
Raciones estupendas y buen producto. Estupenda sopa de ajo.

Casa Mando
Calle Gral. Lafuente
MAPA
Buena opción para sentaros a comer. Toda una institución en la ciudad con un impecable trabajo de las legumbres de La Bañeza, las verduras y los embutidos.

Después de salir de León de camino a A Parada das Bestas pararía en Villafranca del Bierzo.
Allí para ver la románica iglesia de Santiago, con su Puerta del Perdón, que otorga a los peregrinos lesionados las mismas indulgencias que si hubieran llegado a Santiago y después tomarme algo en la plaza Mayor, muy bonita y siempre con mucha animación de peregrinos.

Dormir en PIDRE – PALAS DE REI

A Parada das Bestas →

MAPA COMO LLEGAR A A PARADA DAS BESTAS

Una vez en el hotel relajaros (tiene piscina) y disfrutar. Suso y María son los dueños (y amigos) y os cuidarán de cine. La cocina de María es una maravilla, es una de las cocineras TOP de Galicia. Comentarle nada más llegar o mejor reservar antes para comer y cenar no vaya a ser que tengan el comedor ocupado. Cómo es sábado y será problemático.

Para cenar el día de llegada ya tenéis reserva.

En el restaurante podrás comer, cenar y degustar platos de la tradicional cocina gallega, en la que los productos de la huerta y el corral, el queso de Ulloa, las setas y las castañas son ingredientes imprescindibles. El estofado de corzo, el flan de castañas y la tarta de manzana son tres ejemplos de su menú que podrás degustar a cualquier hora. No te puedes perder tampoco sus desayunos. El establecimiento celebra desde hace años unas jornadas gastronómicas destinadas a fomentar la comida medieval relacionada con el Camino de Santiago. La casa cuenta también con siete habitaciones dobles, con baño y piscina estupenda. Además tiene cuatro apartamentos rurales alrededor de la piscina, lo suficiente para alojar a todos los Nieves. Aprovechar porque este es sin duda unos de los TOP de los Caminos de Santiago.

Comer

A dónde vas a ir a comer teniendo en casa a una de las cocineras mejores de España. María te va a dar unas de las comidas de tu vida, ¡gózala!

Qué VER

Disfrutar de un día sin hacer nada en A Parada das Bestas…. Relax, naturaleza, piscina, terraza, un libro, jugar al Trivial…. A Parada das Bestas invita a que te sientas como en casa o mejor, porque te hacen todo. Sólo disfruta y da un descanso a tus doloridos pies.

Si os queréis acercar a Palas de Rei por la tarde a tomar algo (unas Estrella Galicia con un pulpo por ejemplo) buena opción es la terraza de la Pulpería A Nosa Terra (Av. Compostela, 25 ) paso obligado de peregrinos.

Ah! te dejo un vídeo del programa americano “On The Road Again” de hace unos años que grabaron uno de sus capítulos en A Parada das Bestas…

9 de agosto, domingo |
Etapa Pidre-Melide
Dormir en A Parada das Bestas
Desayuno pantagruélico y a andar… Tenéis dos opciones para hacer la etapa y llegar a Melide, salir del mismo hotel hasta llegar a Melide, no es mala opción pero hay mucho asfalto. Yo cogería el Camino oficial desde Palas de Rei. Mi recomendación es que vais con el coche a Melide y lo dejéis en el centro del pueblo. Volvéis en bus o en taxi a Palas de Rei y desde allí comenzáis la etapa (14,4 km.). Así que después de llegar a Melide ya tenéis el coche para volver.
 
 
DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA:
 
0,0 Palas de Rei
3,4 km Desde la travesía del Peregrino, en la parte baja de la localidad, cruzamos la nacional N-547 y nos metemos por un callejón: 250 metros más adelante volvemos a cruzar la N-547 por un paso de cebra y, poco después, avanzamos en paralelo a ella. Pronto nos desviamos por un camino a la derecha, pasamos por Carballal, volvemos a cruzar la nacional y nos alejamos de ella por la izquierda.
 
3,4 San Xulián do Camiño
1,0 km Seguimos en la misma dirección, por una preciosa corredoira. A la entrada a Ponte Campaña cruzamos el río Pambre.
 
4,4 Ponte Campaña
1,2 km Continuamos por la misma corredoira.
 
5,6 Casanova
2,8 km Seguimos en la misma dirección, por un bonito camino boscoso: Llegamos a O Coto, junto a la N-547, por una pequeña carretera local.
 
8,4 O Coto
0,6 km Tomamos de frente un camino de tierra, dejando a mano derecha la nacional.
 
9,0 Leboreiro
4,0 km A la salida de Leboreiro cruzamos el río Seco por un bonito puente alomado de origen medieval. Continuamos recto por una pista de tierra; más adelante cruzamos un polígono industrial, con la N-547 a nuestra derecha. Entramos en Furelos por el Ponte Velha.
 
13,0 Furelos
1,4 km Cruzamos Furelos y seguimos en ascenso una pista que nos lleva a Melide; ya en la ciudad desembocamos en la N-547 y la seguimos por la izquierda.
 
14,4 Melide Fin de etapa
En la rotonda del centro de Melide torcemos a la derecha para tomar la estrecha calle San Pedro. Así salimos de Melide, cruzamos la nacional N-547 y, algo más adelante, giramos a mano derecha, pasando junto a la iglesia románica de Santa María (siglo XII). FIN DE LA ETAPA
 
Tienes ahora dos opciones para comer, quedarte en Melide famoso por su pulpo y donde lo bordan es en Pulpería A Garnacha (Camino, Rúa Viejo de Santiago, Nº2) , pasáis delante de la puerta al llegar a Melide.
La otra opción es coger el coche e iros a comer de órdago en a A Parada das Bestas. Eso si, reservar por la mañana cuando desayunéis.
 
La tarde y noche, lo mismo indicado para el día anterior. Ojo a la noche para cenar, es domingo, preguntar a Suso o María si os dan, la pulpería de Palas de Rei (A Nosa Terra) cierra los domingos.
 

Qué VER EN MELIDE

Capital del Concello del mismo nombre, formado por 26 parroquias y situado en el centro geográfico de Galicia, en la vertiente occidental de la sierra de Careón. De origen prerromano, parece ser que fue repoblado por orden del Arzobispo Xelmírez. De la iglesia románica de San Pedro, trasladada hoy al Campo de San Roque y conocida como capilla de San Roque, no se conserva más que la portada. Aquí también se encuentra el cruceiro del siglo XIV que está considerado como el más antiguo de Galicia. Por el lugar donde los peregrinos de la ruta primitiva hacían su entrada se alzó el Monasterio-Hospital de Sancti Spiritus, que ahora acoge el Museo Terra de Melide, un lugar, como reza la página institucional, construido por el pueblo y para el pueblo. El pulpo, cocido y con aceite de oliva, sal y pimentón es la mejor carta de presentación de Melide. También destaca la repostería tradicional, con dulces como el conocido “rico” y los melindres. Ofrece todos los servicios.

 
 
 

10 de agosto, lunes | Santiago de Compostela
Dormir en Moure Hotel

 

Desayunar tranquilamente e ir a Santiago para dedicar todo el día en verlo.

Santiago de Compostela, el destino de todos los Caminos, la ciudad que nació antes de la llegada de los romanos a la Península Ibérica pero que con la aparición del arca con los restos de Santiago el Mayor, discípulo de Cristo cuando adquirió relevancia a nivel internacional, corona el fin de etapa y el final del Camino que emprendiste hace varias semanas. Con sus más de 95.000 habitantes, ha sabido prolongar la esencia medieval y la magia de sus recovecos al tiempo que se adaptaba a la modernidad con el paso de los siglos.
 
Normalmente gris, como los cielos en Galicia, cuando se llega a ella se puede respirar el aroma que desprenden las ciudades viejas, usadas por el paso de sus habitantes, por la lluvia y por los años que han transcurrido desde que comenzaron a llegar los primeros peregrinos en busca del amparo del Santo. El edificio más importante es la catedral, uno de los santuarios cristianos más importantes del mundo. La construcción se inició en el siglo XI, cuando reinaba Alfonso VI, como templo gótico. Pero las obras se paralizaron hasta que el maestro Mateo las reanudó en 1168 para terminarlas. La estructura medieval se ha mantenido, aunque con el paso de los siglos se han ido añadiendo elementos del barroco y el Renacimiento, Destaca en la fachada occidental el Pórtico de la Gloria del maestro Mateo, un filigranero conjunto de tres arcos, con el central dotado de parteluz, de variada iconografía rescatada del Apocalipsis de San Juan. Las escalinatas de la Catedral dan paso a la plaza del Obradoiro, un espacio abierto construido en el siglo XVII, donde están algunos de los edificios más representativos de la ciudad, como el Hostal de los Reyes Católicos, hoy Parador de Turismo y el Palacio de Rajoy, que alberga el Ayuntamiento. En el resto de la ciudad hay tantas cosas por ver: No te puedes perder la Universidad, con más de 500 años de antigüedad, la Plaza de Abastos, el monasterio benedictino de San Martín Binario o el de San Paio de Montealtares… son tantas las cosas por ver que lo mejor es que te sumerjas en sus calles para descubrirla.
 
Su oferta gastronómica es el colofón perfecto a un Camino de Santiago de lo más culinario. Puedes elegir entre las cartas de cientos de restaurantes que pueblan sus calles o en los pinchos y las raciones que puedes encontrar en sus bares. Entre todo, destaca  la variedad y calidad de sus pescados, merluzas, meros, lubinas, rodaballos, lenguados, besugos y rapes de las costas gallegas o los salmones, truchas y lampreas de sus ríos: a la plancha, al horno, a las brasas o guisados en ollas gigantes con patas, judías o guisantes, son una opción imprescindible para saborear la cocina compostelana. Otro plato fuerte es la ternera gallega, con sus solomillos y chuletones, que siempre han destacado por su ternura y sabor. El cerdo también tiene un hueco especial en la gastronomía, con su lacón, costilla salada, tocino, oreja y morro porcino que se cocinan con patatas, garbanzos y grelos. Las morcillas y chorizos se presentan solos o rellenando las filloas, una especie de creps. Los quesos, que ya has podido degustar en el camino, como el de Arzúa-Ulloa o el de San Simón o los vinos entre los que destacan el Ribeiro completan una oferta de lo más variado. Los postres con castañas y almendras, entre los que sobresale la Tarta de Santiago, pondrán la guinda dulce a tu Camino. Y si quieres llevarte algún manjar para degustarlo a tu vuelta, puedes darte una vuelta por el Mercado de Abastos, donde reina un estupendo ambiente entre productos de primera calidad. Es un edificio singular en el casco histórico, no tiene pérdida. Además, los jueves y los sábados acuden mujeres de pueblos cercanos a vender los frutos de sus huertas en los aledaños del mercado.

Comer

 
La llegada Santiago merece una celebración por todo lo alto, y por eso te recomendamos un restaurante diferente: CASA MARCELO. Una apuesta totalmente renovada por su chef, Marcelo Tejedor, desde esta primavera nos ofrece raciones pensadas para compartir de cocina japo-gallega. Un formato totalmente innovador a un precio contenido. Buen hacer gastronómico en un ambiente divertido.
Rua Hortas, 1 Santiago de Compostela, 1 -Tel.: 981 558 580 [www.casamarcelo.net]
 
OJO! el lunes cierra, dejarlo para mañana martes después de la etapa.
 
Más opciones de comer: 
A MACETA (en el que estuvimos todos)

Rúa de San Pedro 120
martes – sábado 
13:30h a 15:45h / 20:30h a 23:30h
domingos 13:30h a 15:45h
lunes cerrado

Joven y brillante propuesta gastronomica en Santiago. La cocina de A Maceta tiene influencias internacionales con carnes, pescados, verduras y otros productos propios de cada temporada.Disponemos de menús especiales para grupos. Puedes informarte en ola@amaceta.com o en el número de teléfono (+34) 981 589 600.

 
Rua San Pedro, 16 – t. 981 564 880
Local rústico de cocina tradicional gallega con un punto de sofisticación.
 
éste si vais al mediodía en el jardín… está también en la Rua San Pedro, 32
 
Es muy bonito y dan muy bien.
 

RESTAURANTE ABASTOS 2.0 (Esta sería mi opción para el lunes)

Mercado de Abastos – t. 981 576 145
Un concepto nuevo de cocina en el mismo mercado de abastos: en los puestos del mercado se cocina el propio género. Es pequeño, lo suyo es comer en la barra o en una de las mesas altas, si hace bueno en la calle se está muy bien…
 

Un rincón muy bonito para tomar algo en la terraza el jardín del Costa Vella. Situada en el jardín de este encantador hotel: es toda una experiencia tomarte algo rodeado de manzanos y limoneros o relajarte leyendo la prensa a la sombra del emparrado.

 
Para tomar un dulce a media tarde, las tartas están de muerte, en el Casino en la Rua do Vilar. El mejor sitio los ventanales que dan a la calle.
 
En cuanto al ambiente de tapeo, por todo el casco viejo tienes multitud de locales para ir de vinos y raciones. Quizá el tramo más popular –y también el más turístico- es el que corresponde a los bares situados entre el bar París y el Dakar en la Rua do Franco (la ruta París-Dakar se le llama), pero dentro del casco antiguo puedes encontrar muchos más.
 
En cuanto al ambiente nocturno, en la ciudad hay sobradas muestras de la marcha compostelana, con muy buen ambiente gracias a la cantidad de estudiantes universitarios que viven en la ciudad. Te recomendamos la zona de San Paio, cerca de la catedral. Allí podrás encontrarte estupendos locales como Mondus Vivendi -estuvimos (tranquilito, para empezar), La Borriquita de Belén (pide su mojito), Atlántico -estuvimos (música estupenda y buenas copas), Pub Momo (buena música y caipirinhas) o el Pub Garoa (ambiente y buenas copas, cerca de la Plaza del Obradoiro).
 
Si cuando llegues a Santiago aún tienes ganas de caminar más, puedes hacer el llamado “Camino a Finisterre”, una extensión de la ruta jacobea hasta la Costa da Morte, que también tiene su variante hacia Muxia.
 
Destaca su rica gastronomía, con buen pescado y marisco a precios increíbles y el ambiente marinero que se respira en cada uno de los pueblos. La llegada a la Costa da Morte es muy emocionante, y el paisaje imponente. Ah, y la tradición dice que quien llegue hasta allí debe quemar una prenda de las que haya llevado durante el Camino.
 

Guía secreta de la ciudad

En una ciudad como Santiago de Compostela, Patrimonio de la Humanidad, proponemos una serie de recomendaciones para visitar una pequeña selección de lugares imprescindibles que no deben pasar desapercibidos para cualquiera que se aloje unos días con nosotros. Estos son:

  • Lo primero que recomendamos es callejear por las calles del casco histórico, mirando fachadas, gárgolas, aldabas de los pazos urbanos y casas históricas que te encuentres, hasta llegar a la zona del entorno catedralicio, plazas y calles adyacentes míticas como la del Obradoiro, Quintana, Platerías, Fonseca o rúas como la del Villar, rúa Nova y la del Franco.
  • No debe pasar desapercibido el entorno donde se encuentra el hotel, ya que muy próximo a él, está la iglesia de San Martín Pinario, sólo por ver ese magnífico baldaquino ya vale la pena hacerle una visita.
  • Vivir la realidad a hora temprana, del Mercado de Abastos de Santiago, es un placer para los sentidos si se quiere ver piezas de pescado y marisco que no te dejarán indiferente, con la posibilidad de comprar y degustar en la misma cafetería de la plaza, además de poder observar el producto más km 0 de la comarca.
  • Dar un paseo por un jardín decimonónico como es la Alameda de Santiago, disfrutar de las panorámicas de la Catedral de Santiago y dar la vuelta completa por el paseo de la herradura es un clásico que aporta sensaciones.
  • No todo el mundo podrá decir que caminó por las cubiertas de la Catedral y sacó fotos de una panorámica del casco histórico compostelano, una experiencia que esta disponible todo el año y tiene salidas garantizadas.  Reservar
  • De obligada visita es la entrada completa a la colección permanente del Museo de la Catedral de Santiago, excavaciones, Pórtico de la Gloria, Cripta, incluso combinada con las Cubiertas, que te da una visión del templo y de su historia bastante sorprendente. Reservar
  • Todos los días, hay visitas guiadas al casco histórico en castellano, realizada por profesionales de la Asociación de Guías de Galicia. Reservar.
  • Ver el espectáculo del Botafumeiro, gran incensario de la Catedral de Santiago, también es una de las actividades imprescindibles en la ciudad que se puede disfrutar todos los viernes a las 19:30h. Más info.
  • Para terminar este pequeño resumen de puntos que debes conocer, a pocos metros de la puerta de nuestro hotel, caminando hacia el este, podrás divisar el edificio que alberga el museo de arte contemporáneo (CGAC) del famoso arquitecto portugués Siza, que marca el inicio de una bonita zona de la ciudad. A pocos metros, el Museo do Pobo Galego donde se encuentra el Panteón de Gallegos Ilustres. Un espacio donde descansan los restos de personajes relevantes como los de la poetisa Rosalía de Castro. En la misma zona, detrás del recinto, descubre el Parque de Santo Domingos de Bonaval, antiguo cementerio de la ciudad y ahora una zona verde más donde pasear. Cruzando la calle San Pedro visita el jardín del Parque de Belvís, un espacio muy transitado por los santiagueses sobre todo cuando hace buen tiempo.
11 de agosto, martes
Etapa Santiago de Compostela – Ponte Maceira
Dormir en Moure Hotel
 
Camino de Fisterra y Muxía
Se conoce como Camino de Fisterra y Muxía la prolongación del Camino de Santiago que une la capital gallega con el cabo de Finisterre y con Muxía, situados ambos en la legendaria Costa da Morte. Resulta una ruta diferente y singular, pues es la única que no conduce a Compostela, sino que arranca desde allí, y por ello es utilizada como continuación o epílogo del camino realizado por cada peregrino, caminando las pocas jornadas que restan hasta el fin del mundo.
 
Se calcula que entre el 10 y el 15% de los peregrinos que llegan a Compostela siguen su periplo hasta Fisterra, y muchos de ellos aprovechan también para acercarse a Muxía (la etapa de enlace está señalizada en ambos sentidos, Fisterra-Muxía o Muxía-Fisterra, mediante mojones y flechas dobles). Incluso hay quien, tras visitar ambos destinos finales de la ruta jacobea, continúa caminando de vuelta hacia Santiago realizando un recorrido casi circular.
 
 
DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA:
 
0,0 Santiago de Compostela
 
7,0 km El camino hacia Fisterra y Muxía arranca desde la plaza del Obradoiro, ante la catedral. Pasamos frente a la fachada del lujoso Parador-Hostal de los Reyes Católicos, edificio del siglo XVI que en su día fue Hospital Real de peregrinos, bajando por la Costa do Cristo y dejando a nuestra izquierda la iglesia barroca de San Fructuoso.
 
Recorremos la Rúa das Hortas, cruzamos una avenida y continuamos por la Rúa Poza de Bar, Rúa San Lourenzo y superamos la Carballeira (robledal) de San Lourenzo. Esta salida de la ciudad por la ruta hacia Fisterra resulta más breve –y sin duda bastante más agradable– que las diferentes entradas por el resto de caminos.
 
Tras un fuerte descenso cruzamos un puente de piedra sobre el río Sarela, donde comienza una senda de tierra, estrecha y en subida, hacia el lugar de Sarela de Baixo.
 
2,2 Sarela de Baixo; desde aquí disfrutaremos de una extraordinaria vista de Compostela, en cuyo skyline se recortan las tres torres de la catedral. Continuamos avanzando a través de bosques de carballos, pinos y eucaliptos, superando pequeñas parroquias y urbanizaciones: Rúa, Moas, Carballal, Pedrido…, hasta desembocar en el valle de Roxos, donde se halla el lugar de Quintáns (bar Os Arcos a pocos metros).
 
4,8 Quintáns.
 
7,0 Quintáns
1,7 km A la salida cruzamos un puente medieval (muy reformado) sobre el arroyo de Roxos y ascendemos, sin excesivo esfuerzo, al Alto do Vento, donde hay un mesón-restaurante.
 
8,7 Alto do Vento
1,1 km Iniciamos el descenso por la acera de la carretera AC-453; al cabo de 600 metros tomamos una calle a mano derecha y, tras cruzar de nuevo la carretera, entramos en el lugar de Ventosa (concello de Ames).
 
9,8 Ventosa (Ames)
1,7 km Volvemos a la carretera AC-453, con casas y chalés a ambos lados, y al final de un largo tramo recto llegamos a Augapesada, donde giramos a mano izquierda por una calle empedrada.
 
11,5 Augapesada
3,4 km Pasamos junto a un puente de piedra y salimos del pueblo en suave subida; cruzamos de frente una carretera local e iniciamos –ahora sí– un duro ascenso durante 2 km por el Camiño Real hasta el Alto do Mar de Ovellas, de 270 metros de altitud, al principio por pista de tierra (con algunos tramos adoquinados y bancos para descansar), y después por una carretera local, donde a mano derecha hay una fuente (si bien su agua es considerada por las autoridades como no controlada). Continuamos por la misma carreterita, ahora en suave bajada hacia el valle del río Tambre, pasando el lugar de Carballo, y llegamos a Trasmonte, donde hay un bar.
 
14,9 Trasmonte
1,9 km Seguimos en la misma dirección; superamos los lugares de Reino y Burgueiros, hasta la localidad de Ponte Maceira, con su magnífico puente medieval, un bonito núcleo histórico y donde disponemos de un bar-restaurante.
 
16,8 Ponte Maceira. FIN DE ETAPA
 
Junto al precioso puente y río tenéis el Restaurante Pontemaceira, tiene terraza con vistas y no dan mal, no es mala opción, vais a estar a gusto si hace buen día y tenéis sitio con vistas. llamar para reservar +34981881680
 
Otra opción si vais con tiempo es volver a Santiago e ir a CASA MARCELO, un top en Galicia indiscutible, gallego con fusión nipona junto a la Plaza del Obradoiro, de hecho al comienzo de la etapa habéis pasado por su puerta. Ojo, no reserva. Si cuando paséis por la mañana está abierto entrar y decirles y si no volver y hacer cola que es lo normal, así que no vayáis muy tarde… Si no llegáis a tiempo o no os dan mesa recomiendo picar algo por Santiago y dejarlo para cenar pronto y daros el homenaje. No os lo recomiendo para el día anterior porque los lunes cierra.

Para ir tranquilos mi recomendación es que comáis en Pontemaceira y la gran cena en Casa Marcelo disfrutando, eso si, ir a coger mesa 20.30 h…. merece la pena!
12 de agosto, miércoles |
Etapa Cee – Finisterre
Dormir en Hotel Bela Fisterra
 
Ir con el coche directos al hotel, dejar maletas, coger taxi y a la salida a Cee.
 
 
DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA:
 
Cee
Desde la plaza Mercado es posible atajar por el paseo marítimo, a la izquierda y en paralelo a la orilla de la ría, en lugar de seguir el recorrido señalizado, que da un rodeo innecesario por diferentes calles comerciales de Cee. Ambas rutas confluyen en un paso de peatones de la carretera, límite entre el municipio de Cee y el de Corcubión, si bien ambos forman un continuo urbano; debemos subir la cuesta de la Rúa Cruceiro do Valdomar, para seguir en llano por la Rúa Alameda, con vistas preciosas sobre la ría. Siempre de frente por la Rúa Rafael Juan accedemos al casco histórico de Corcubión, con bonitas casas de piedra y galerías vidriadas; recordemos que la villa fue declarada en 1985 Conjunto Histórico-Artístico.
 
2,1 km  Corcubión
Desde la iglesia de San Marcos subimos unos escalones, junto a un cruceiro, y enfilamos la Rúa Mercedes hasta su final en la plaza del Campo do Rollo, donde hay un parque infantil;  cruzamos la plaza por el carril empedrado, en dirección hacia el monte, y entramos en una bocacalle adoquinada que enseguida gira a la izquierda (hay placas indicativas), para tomar un sendero estrecho, encajonado entre muros de piedra, que sube al pequeño núcleo de O Vilar. Aquí giramos a la derecha, ascendiendo por una pista de asfalto hasta el cruce con la carretera provincial AC-445; mucha atención pues es un punto muy peligroso, donde debemos cruzar tres carriles sin paso de peatones. Al otro lado encontramos el albergue de San Roque.
 
1,3 Albergue municipal de peregrinos del Alto de San Roque donde, en caso de estar abierto a la hora que pasemos, nos estamparán un bonito sello. Frente al albergue, unos metros antes de su puerta, tomamos una pista que baja por el bosque y que enlaza con la carretera AC-445 a la altura de A Amarela; continuamos con suma precaución por el arcén, pues la vía soporta bastante tráfico; en algún tramo las flechas nos llevan por un andadero o por atajos por caminos de tierra. Llegamos a la altura de Estorde, con una bonita playa de arena, casi virgen.
 
2,0 Estorde.
Seguimos por el arcén de la carretera, salvo un corto tramo por un sendero junto al guardarrail de una rotonda. Después las flechas nos indican cruzar la carretera y tomar una calle interior por detrás de las casas hasta Sardiñeiro, en cuya playa disponemos de bancos para descansar.
 
1,4  Sardiñeiro de Abaixo
Continuamos por la acera de la carretera para tomar a una calle a mano derecha en ascenso; enseguida giramos a la izquierda por la Rúa Nova, seguimos la Rúa Fisterra y desembocamos en una pista de tierra; la seguimos durante 1,2 km por un precioso tramo de entre pinos y eucaliptos, al final del cual disfrutaremos de una magnífica vista de Fisterra y el cabo Finisterre.
 
Tras el descenso volvemos a la carretera, a la altura de un mirador; la cruzamos y seguimos un sendero a la izquierda que parece bajar a la preciosa y solitaria cala de Talón (imprescindible tomar una foto). En realidad sólo es un pequeño atajo que evita un tramo de carretera, a la que volvemos a salir en breve; continuamos por su arcén con suma precaución durante 300 metros, hasta que una bajada de asfalto a la izquierda nos deja en el inicio de la playa de Langosteira, una maravilla de arena blanca. Éste era el lugar escogido por los peregrinos para cumplir el primer ritual de purificación, el baño en el mar para eliminar el polvo de toda la ruta; los que decidan bañarse deben hacerlo con gran precaución, pues las corrientes y las mareas del Atlántico son muy traicioneras.
 
3,0 Inicio de la playa de Langosteira. La seguimos en toda su longitud durante 2,1 km, ya sea caminando por un agradable paseo peatonal (con algún tramo por detrás de las dunas), o bien por la arena a la orilla del mar (en función de la marea y del oleaje), o bien alternando ambas posibilidades, hasta el barrio marinero de San Roque, puerta de entrada a Fisterra.
 
PARADA PARA COMER EN TIRA DO CORDEL.
 
Tienes reserva a tu nombre a las 14.00 h.
 
Tienen todo rico pero fundamental que te pidas la lubina a la brasa.
 
 

 
 
Final de la etapa. Para después de comer para bajar la comida perfecto…
Lo que os queda es llegar al pueblo de Finisterre y de ahí al faro. Cerca de una hora.
 
Pasamos ante la cruz de Baixar, cruceiro situado sobre un penedo y con un bonito mirador con vistas a la playa y el puerto. Ahora ya sólo falta seguir la acera de la carretera, que entra en el casco urbano. Seguimos de frente por la avenida de A Coruña, pasamos ante el edificio del concello (Ayuntamiento) y poco después superamos la plaza de Santa Catalina, donde tenemos el albergue público, la parada de autobuses y muy cerca el puerto; siguiendo la Rúa Real llegamos a la plaza de la Constitución, donde se halla la Oficina de información turística; aquí nos entregarán la Fisterrana, documento laico, gratuito y en gallego, donde el alcalde de la villa certifica nuestro periplo desde Santiago hasta aquí, el Finis Terrae.
 
Fisterra, plaza de la Constitución.
 
 
Fisterra – Faro de Finisterre
 
Existen dos posibles formas de llegar caminando hasta el cabo Finisterre: la más utilizada es por la carretera, si bien se trata de una ruta moderna y artificial (pues la carretera no fue construida hasta 1927); la otra opción es tomar la antigua calzada que sube por la vertiente norte del promontorio (el monte do Facho) desde el barrio de Insua, un recorrido que va por caminos y pistas, algo más largo pero que nos brinda panorámicas magníficas, y que hemos dibujado a trazos en el mapa de la etapa.
 
Nuestra recomendación sería hacer el camino de ida por la ruta del monte (la dibujada a trazos) y volver después por la carretera (más corta y con un andadero paralelo al asfalto). Las razones son obvias: por una parte, como todo recorrido circular, resultará más ameno y podremos ver más cosas; pero además, en caso de quedarnos en el faro hasta la puesta de sol, la vuelta de noche será más fácil por la carretera, y sin pérdida posible.
 
RECORRIDO CLÁSICO POR LA CARRETERA (3,2 km):
 
Desde el centro de la localidad subimos por la Rúa Federico Ávila y tomamos la carretera AC-445, que sigue hasta el faro. Al salir del pueblo encontramos un bello cruceiro gótico y detrás de éste la iglesia de Santa María das Areas, cuyo origen como hospital de peregrinos data de los siglos XII-XIII; aquí se custodia una talla de Cristo crucificado (el popular Santo da Barba Dourada, obra del siglo XIV y rodeado de leyendas), así como un frontispicio renacentista en piedra con una imagen de Santiago peregrino, que se utiliza como emblema de este camino de Fisterra; también cuenta con una Puerta Santa que sólo abren en los años santos jacobeos.
 
Aquí comienza un andadero junto a la carretera por el que seguimos en suave ascenso, con vistas al mar y, en la otra orilla de la ría, a los montes de Pindo y Carnota. Al cabo de 900 metros, en una curva, pasaremos al lado de una estatua de bronce con un peregrino luchando contra el viento. 400 metros después veremos a nuestra izquierda, encarado al mar, un curioso y original cementerio formado por 14 cubos de granito.
 
Seguimos sin pérdida posible hasta el final de la carretera, donde está el aparcamiento, un cruceiro levantado sobre un penedo y un edificio de madera con paradas de artesanías y souvenirs, donde una placa recuerda al insigne físico Stephen Hawking, quien visitó este lugar en 2008.
 
Al cabo de 200 metros encontramos el mojón del kilómetro 0 (es la foto más buscada, a veces incluso hay cola de turistas y peregrinos), las esculturas de unos delfines y un bar; escaleras arriba, sobre las rocas, está O Semáforo, un hotel muy coqueto de sólo 5 habitaciones, con terraza, cafetería y restaurante. Seguimos hasta el faro de Finisterre, edificio construido a mediados del siglo XIX; justo detrás de éste está A Vaca de Fisterra, casita con unas grandes bocinas que alertan a las embarcaciones cuando hay niebla.
 
Bajando unas escaleras llegamos a la punta del cabo, nuestro mirador sobre el acantilado donde, entre las rocas, tenemos una cruz de granito, una antena y la pequeña escultura en bronce de un par de botas viejas, colocada en 1999 en homenaje a los peregrinos que finalizaban aquí su camino, donde solían abandonar o quemar alguna prenda utilizada durante el periplo. Pero los tiempos están cambiando: ni se os ocurra quemar aquí la ropa, pues desde hace años está prohibido hacer fuego; por otra parte, alguien robó una de las botas de bronce y parece que no la van a reponer, por lo que nos deberemos conformar con ver sólo la que resta.
 
RECORRIDO POR INSUA Y EL MONTE DO FACHO (4,4 km):
 
Este camino por ahora no está señalizado, pero no tiene pérdida. Desde el centro subimos por la Rúa Federico Ávila, cruzamos la carretera y continuamos en ascenso por la Rúa Potiña, en dirección a la playa de Mar de Fóra, situada en el litoral oeste de la estrecha península de Fisterra; aquí el oleaje es más bravo por ser el lado abierto al océano, mientras que el pueblo y el puerto quedan al este, protegidos de los temporales atlánticos. Vale la pena llegarnos hasta el mirador para admirar la vista sobre la playa, pero no será preciso bajar a la arena, pues está prohibido bañarse (hay corrientes muy fuertes que nos llevarían mar adentro).
 
Desde el mirador retrocedemos 200 metros para tomar un camino con pavimento de adoquines que ya vimos antes al pasar y que, tras una dura subida, nos conduce a las casas del barrio de Insua. Seguimos a la derecha para salir del lugar por otro camino en ascenso, una antiquísima calzada de piedras irregulares que discurre por el bosque, muy cerrado; más arriba el paisaje se abre (buena vista sobre el mar) y llegamos a una pista de tierra; en la primera bifurcación tomamos el camino de la izquierda, en dirección hacia el monte y a la ermita de San Guillerme (cuyos restos quedan a 300 metros de una de las encrucijadas, indicada con un cartel). Otra opción igualmente válida sería seguir la pista de la derecha, que discurre en paralelo a la costa (en alto, por supuesto) rodeando todo el promontorio, si bien ello implica un recorrido más largo. Si el día es despejado disfrutaremos de panorámicas magníficas, que nos permitirán contemplar los dos litorales, al este y al oeste de la alargada península de Fisterra.
 
Seguimos por camino de tierra en dirección sur, sin necesidad de subir a la cima del monte do Facho, donde se yerguen algunas de las Piedras Santas; al final nos incorporamos a una pista de asfalto y comienza la fuerte bajada en zigzag hacia el faro, que vemos al fondo; es un tramo con escasa vegetación y donde el viento suele soplar fuerte, durante el cual gozaremos de vistas espectaculares sobre el cabo, sus acantilados y, como telón de fondo, la inmensidad del océano.
13 de agosto, jueves |
Etapa Finisterre – Lires – Muxia
Dormir en Hotel Bela Fisterra

La etapa completa son 26 km. la etapa más larga de todas la propuestas, fundamental que a mitad de Camino en Lires paréis a descansar.

ARCHIVO ETAPA FINISTERRE – MUXIA

DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA:
Saliendo directamente del hotel cogemos las flechas del Camino a 450 m.
llegamos hasta Hermedesuxo de Baixo, que vemos a mano izquierda. En este punto el camino oficial se desvía a la derecha hacia San Salvador, aunque algunos peregrinos continúan recto por la recta asfaltada. Es la conocida variante de Rostro. Enlaza en Padris y aunque es más corta no merece mucho la pena porque rueda siempre por asfalto. En el último tramo se ve el arenal de Rostro, casi siempre a través de los pinos, pero no se pisa la playa en ningún momento.

El oficial visita San Salvador y remonta por bosque hasta Rial para bajar a Buxán. Posteriormente se dirige hacia Suarriba, a mano derecha (Km 7,9), y Castrexe . Por pista de concentración se acerca hasta Padrís, última de la serie de aldeas pertenecientes a la parroquia fisterrana de Sardiñeiro.

Km 6,5. Padris

En esta aldea liga la variante que viene desde la playa de Rostro y podemos ver el Atlántico precedido por cultivos de maíz y pinares. Justo a la salida nos internamos por una senda excavada entre los helechos que divide las lindes de pinos, un tramo precioso que termina en Canosa, donde tenemos un merendero (8,8).

Retomamos la bajada a Lires pegados al río y por buenos tramos sombríos. De camino a esta parroquia de Cee debemos prestar mucha atención a la señalización. A la entrada de Lires vemos el templo de San Estevo de principios del siglo XVII y superado éste viramos a la derecha junto a una casa rural. Hay más de un alojamiento en Lires y también bar (ver observaciones). Recorremos en subida la población y dejamos el desvío al bar a la derecha. Es la única localidad de la etapa con servicios así que es casi obligado renovar fuerzas en esta localidad.

Km 10,6. Lires (Alojamientos. Bar. Tienda) Aquí pararía a reponer líquidos y si es tarde a picar algo, hasta llegar a Muxia no vais a tener otra opción.

El itinerario deja Lires y baja al río Castro. Hasta comienzos de otoño de 2010 los peregrinos debían salvarlo por unos trancos de piedra pero construyeron un puente poco agraciado que salva este punto conflictivo. Manuel Vilar Álvarez en su Viaje al fin de la Tierra recuerda que “la toponimia en esta zona hace clara referencia en el pasado al cruce del río en barca: Agra das Barcas y Agra de Tras das Barcas Vellas”. El otro lado del cauce ya pertenece al Concello de Muxía y, ojo, a setenta metros el Camino se desvía a la izquierda y visita Vaosilveiro (Km 11,5).

Tras un breve rodeo por camino entroncamos por una pista asfaltada que nos dirige hasta Frixe (Km 15,8), donde se ha habilitado un local cubierto con máquinas expendedoras, con mesas y baño. El grueso de la población queda a mano derecha y torcemos a la izquierda para tomar una pista entre un pinar. Más adelante cruzamos una carretera – la señalización oficial marca 12 kilómetros hasta Muxía – y retomamos la pista hasta Guisamonde (Km 15,2). Aquí vuelve el asfalto y continúa, en subida, hasta la casa de López y un crucero y fuente que nos dan la bienvenida a la parroquia muxiana de Morquintián. El trazado no visita directamente la iglesia de Santa María y prosigue por la carretera vecinal.

Km 17. Morquintián

Algo más de un kilómetro después de Morquintián viene un punto con doble señalización. ¡Atención! Al llegar a un cruce hay una bifurcación: un mojón oficial guía a la izquierda hacia una variante que más adelante no está señalizada. Lo más prudente es continuar hacia la derecha siguiendo las flechas amarillas pintadas sobre el asfalto. A 350 metros el itinerario se desvía por la izquierda y ya toma un camino despejado que sube hasta las inmediaciones del Facho de Lourido, la cota más alta de la etapa a 269 metros. Se trata de un tramo muy tendido pero a estas alturas de etapa ya empieza a pesar. La voz gallega facho viene a significar la hoguera y el lugar o atalaya donde se enciende para avisar sobre algún peligro (Km 22,4).

Un camino ancho desciende hasta la siguiente aldea: Xurarantes (Km 21,7). A la salida cogemos una pista vecinal y pasamos junto a la fuente de Bico. De inmediato, al llegar a la carretera, hay otro aprieto con las señales. De frente, unas flechas animan a internarse por una senda. Ésta baja directa hasta la playa de Lourido tras un corto tramo de dunas, pero una vez allí hay que subir sin remedio hasta la carretera. El itinerario oficial, la opción que recomendamos, sigue la carretera y bordea la playa por encima (Km 26,1). Hasta Muxía ya no hay pérdida. Nada más entrar en Muxía la señalización nos guía hasta el albergue público, girando a la derecha por la rúa Campo das Pinas y por la rúa os Malatos y Enfesto.

Muxía

Si habéis madrugado y llegáis a comer ir a Lonxa d´alvaro, Rúa Mariña, 22, Muxía – +34981742501.

Si llegáis a la tarde no es mala opción ir a ver el Santuario de la Barca, tomaros un Estrella bien fresquita y quedaros a cenar aquí. Después taxi y a dormir al hotel.

La tradición empuja a visitar el Santuario de la Virgen de la Barca. Hay que bajar a la calle de Manuel Lastres y aquí girar a la derecha hasta la calle Real, que seguimos por la izquierda. De camino al Santuario podemos entrar en la oficina de Turismo, donde podemos recoger la Muxiana: 

Dice la leyenda que la Virgen llegó en una barca para infundir ánimos a Santiago cuando predicaba en Hispania. Este y otros relatos hablan de los viajeros que llegaron a la Costa da Morte a través de esta ruta que hoy está más viva que nunca, que dejará de ser una prolongación para convertirse en una experiencia obligada tras la llegada a Santiago de Compostela. A parte de disfrutar de unos paisajes únicos, al llegar a Muxía podrás conseguir la Muxiana en su «Oficina de Turismo», presentando la misma Credencial del Peregrino sellada durante tu recorrido desde Santaigo de Compostela hasta Muxía.

Después nos encontramos con la iglesia de Santa María, que ocupa la parte baja del monte Corpiño y presenta trazas del románico de transición y del gótico. Medio kilómetro más adelante se encuentra el Santuario. El origen de una capilla en este lugar puede remontarse a los siglos XI o XII pero el primer documento que hace referencia al Santuario es de 1544. El templo actual es barroco de 1719 de una sola nave. En los alrededores se encuentran la Pedra de Abalar, la Pedra dos Cadrís, la Pedra do Timón, que guardan relación con la leyenda de la llegada de la Virgen a estas costas en una barca de piedra y su aparición al Apóstol Santiago para animarle durante su predicación.

Desde este punto el atardecer es increíble…. buen punto final a vuestro primer contacto con el Camino de Santiago…

14 de agosto, viernes |
Lastres

Vuelta , pero eso no quiere decir que no haya que seguir disfrutando…. Os he preparado una parada estupenda, en Asturias, en Lastres a mitad de Camino (son algo menos de 4 horas desde Finisterre). Precioso pueblo marinero.

Ir directamente a comer a Casa Eutimio un arroz con bogavante de escándalo….

Tenéis mesa reservada a las 14.30 h. a tu nombre.

Si queréis el arroz con bogavante tenéis que avisar, con que lo hagas el día antes vale… Llama a el 985850012 y dile que en la mesa de Carlos Alonso te preparen el arroz con Bogavante.

Para tomar el aperitivo o la copa de media tarde buen sitio es en el restaurante el Mirador con unas vistas estupendas del pueblo y la costa asturiana.

Y  para acabar el viaje, para dormir y disfrutar un lujo a las afueras de Lastres el Hotel Palacio de Luces Relais & Châteaux

Palacio de Luces es el secreto mejor guardado de Asturias. Un palacio rehabilitado y recién reformado del siglo XVI, inmerso en 13.000m2 de jardines y a solo dos kilómetros del encantador pueblo marinero de Lastres, uno de los más bellos de España.

Entre el mar Cantábrico y los Picos de Europa, en un entorno natural privilegiado, entre zonas boscosas de tejos, hayedos, cerezos, pinos y acebos, es el lugar idóneo para romper con la rutina, lejos del ruido y la contaminación. Palacio de Luces es el lugar donde conectar con la naturaleza, encontrar la paz y disfrutar de momentos inolvidables.

Con 44 habitaciones, un restaurante de gastronomía asturiana, grandes espacios para eventos, una antigua ermita, varias terrazas para disfrutar del entorno y un área wellness que incluye sala de masajes, saunas y piscina climatizada.

15 de agosto, sábado |
Vuelta a Hossegor

A la vuelta si no habéis parado a la ida podéis hacerlo en ELCANO y si habéis parado ya buena opción es ir a CASA CÁMARA Donibane Kalea, 79, en pasajes de San Juan. +34943523699

Opción maravillosa para culminar el viaje. De allí os queda 75 km. a Hossegor, un paseo…

Con esto yo creo que vais bien servidos para disfrutar delolindo, del peregrinaje y todo lo que os ofrece los tres caminos que vais a tocar. Espero que con mis pesquisas disfrutéis aún más de la magia del Camino de Santiago y podáis exprimir al máximo sus kilómetros.

¡BUEN CAMINO!